sábado, 6 de marzo de 2010

¿Quien... se ha tomado todo el vino!?


Considero qu ees necesario, enriquecedor y divertido tener algún que otro estado de borrachera a la largo de tu vida.


Estados de inconciencia y desatino con lenguaje jamáss entendible y frases poco creíbles y casi siempre vergonzosas, de las cuales nos arrepentimos de forma tardía e irrecuperable.


¡Cuantas cosas hemos llegado a confesar en alguna noche de alcohol!, frágiles cristianos en estado de vulnerabilidad terminaron con relaciones de años, amistades y trabajos!


Pero no todo estado beodo es igual para todos, así como hay borrachines simpáticos que sacan lo mejor de su personalidad cual si fueran superheroes del alcohol , tambien están los pesados desquiciados que esperan ansiosos las borracheras para hacer solamente papelones, sin entrar en los agresivos, los problemáticos con su identidad sexual que terminan besándose entre ellos y los tímidos desenfrenados que pueden llegar a tocarte una teta sin permiso.


Con los años uno aprende a tomar, no sólo en cantidad sino en la bebida en si. No me imagino hoy por hoy entrándole a un tetra o un vodka berreta por el sólo hecho de tomar.


Los años nos regalan la conciencia de poner freno, elegir la bebida, saber con quien será la compañía y fundamentalmente cómo será al otro día de la tan conocida resaca.


Con la llegada de la resaca aparecen nuevamente las ideas y la conexion con el mundo, frases como :


¡no vuelvo a tomar más así!


¡qué me habrán puesto en el trago!


¿le dije que lo amaba?


¿lo habré besado?



Todas frases que lamentablemente quedan en el olvido, y que unos meses mas adelante nuevamente se repiten un domingo a las 2.00 p.m cuando resucitando entre las sábanas y buscamos desesperados por toda la casa el ALIKAL que dejamos para algún momento como ese y que obviamente nunca encontramos.


Yo añoro en secreto ese estado, de dolor de cabeza, sueño constante, vergüenza y acidez.


Cuando se preguntaban ¿quien se había tomado todo el vino?, yo debía levantar la mano sonrojada, pero ahora, levanto el dedo acusador, pongo cara de asco y digo "ellos fueron", me falta decir que la juventud está perdida, que los jóvenes de hoy toman mucho más que los de mi época, y bla ba bla... todas frases que unos las puede decir ya que el alcohol además del desenfreno, también te permite el olvido y hacer como si nada de lo que hiciste hubiera pasado!




Imagen: V. Vitar






18 comentarios:

  1. No sé, hace rato que no tomo.

    Sé que soy de las simpáticas porque recuerdo algo de mis estados de ebriedad.

    AKMsanj s amfkdag

    ResponderEliminar
  2. Nunca me ha pasado y ojal aque no me pase nunca!

    ResponderEliminar
  3. Tucu tucu aflojemosle al chupi si no queres lamentarte después ! XD nunca me puse en pedo, quedé mareadita pero no pasó de ahí. Igual ya soy ridicula sobria

    ResponderEliminar
  4. he tenido mis buenas borracheras, logico

    las belicosas, las divertidas y las melancolicas

    pero nunca JAMAS he caido inconciente
    no aconsejo beber hasta ese estado
    no resulta divertido para nadie (ni el borracho ni sus amigos)

    existe un punto exacto en el que uno se desinhibe y todo es genial. lamentablemente no todos saben cuando detenerse y una copa de mas hace la diferencia










    puta!
    que comentario aburrido

    aconsejo leerlo en pedo

    ResponderEliminar
  5. Nooooo, esto es lo mas parecido al plagio que vi en mi vida :P
    tucumana, tenes que venir a hablar justo de las borracheras!!!

    Justo ayer pensaba que los adolecentes de hoy incurren en el alcohol y las drogas para escapar, almenos lo que dure la borrachera, de la realidad que les toca vivir... :O que profundo =D

    claramente antes se tomaba menos (de hecho habia menos oferta alcoholica) que ahora!

    Besos
    el doc

    ResponderEliminar
  6. BRIKS a mi post aconsejo leerlo en pedo tambien!!

    LIZ, el tema es que no te pase tardiamente, una borachera divertida no es tan grave, tampo es necesaria para divertirse!

    releyendo el post pareciera que hago una apologia del alcohol, pero no, es sólo un post fruto de los años y de las ganas de no caer en lugares comunes.

    NICO; lamentablemente antes se tomaba mas alcohol porque habia menos drogas.-

    ResponderEliminar
  7. Alicia, ya afloje hace mil años al chupi, juro, ademas con un hijo es dificilicimo entrarle al chupi!! el estado "mareadita" de algunos es el estado "en pedo2 para otros!! OJO!

    ResponderEliminar
  8. Yo me he agarrado pedos epicos.

    Es mas la semana pasada me banqué como un duque 6 white russians (vodka, crema y licor de café).

    Es mi trago preferido y mi acompañante blogger femenina que jamás revelaré su nombre con el segundo ya estaba escorando mal.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. jaja la ultima vez q me emborraché le dije a un amigo "la próxima pegame si me ves tomando"
    este viernes hay fiesta loca así que a ver qué pasa

    ResponderEliminar
  10. ajjaaj está genial el post, y me parece que eso de "no tomo nunca más" es señal uinevitable de que volverá a repetirse... con los años uno aprende, pero faltan mas años para q ponga eso en practica jaajajaj, saludosss

    ResponderEliminar
  11. Mis borracheras suelen ser anécdotas que jamás serán contadas.
    Claro, si tengo ganas, le pago al psico y que escuche...
    Saludos señorita.

    ResponderEliminar
  12. Yo tengo mi bodeguita de bebidas de todo tipo , muchas por la mitad.
    Son para las visitas o para los dias de fiesta , para estar picaditos , no me gusta tomar mis bebidas solo , es un desperdicio.

    Yo jamas pude tener una borrachera fulminante , siempre devuelvo por exceso de liquido en mi estomago , por mas que lo intente , con lo que sea , no hay forma , solo mareos.

    Xromu

    ResponderEliminar
  13. Yo suelo ponerme solidaria cuando me emborracho. Me siento amiga de todo el mundo

    ResponderEliminar
  14. lo peor de las borracheras de reviente son esos tipos que te hablan en la punta de la nariz exhudando un olor nauseabundo...
    (peeero qué comentario de vieja!)
    va de nuevo, tuve dos borracheras infernales con estado de inconciencia y acompañante anónimo al lado. Imborrables. Afortunadamente, a pesar de vomitarles la casa, la remera y aferrarme al inodoro casi como tabla de ahogado... el champán me sigue apeteciendo como entonces....

    ResponderEliminar
  15. jejeje, nunca me ha pasado... pero creo que algún día tendré que averiguar como soy en ese estado...

    Igual, tendrá que ser en confianza

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. hip hip nos chupamos todo el vino pepepe! los más pateticos los que tienen el vino triste y te lloran en el hombro, como cuesta sacarlos de encima por dios! yo? yo me voy a dormir la mona y no jodo a nadie. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  17. El otro día tuve un civil y no había comida y de pronto estaba ebrio y tuve que sentarme a dormir en un sofá, en una esquinita, sin hacer lio.

    ResponderEliminar
  18. Una sola vez me emborraché, pero estaba en mi casa, con mi marido. Al otro día me sentí tan intoxicada que no volví a beber, ni así, ni a beber simplemente.

    Besos.

    ResponderEliminar

Estos son mas malos que yo!